lunes, 28 de febrero de 2011

- Deportes de la naturaleza: El "cerro masatrigo"



- Parajes naturales para hacer senderismo próximos a nuestra localidad:

Una de las formas de hacer deporte en la naturaleza y así poder disfrutar de ella es el senderimo. Os voy a hablar del "cerro masatrigo"
De forma cónica casi perfecta, este cerro parece emerger hoy de las aguas azules del embalse de la Serena.
Su situación es en la carretera (EX 322) que va desde Puebla de Alcocer a Cabeza del Buey (el primer puente).
Para hacer la ruta hay dos caminos: uno de ellos tiene más longitud que el otro y por lo tanto la dificultad es media - baja, el camino que es menor su trayecto, su dificultad es media - alta ya que presenta una mayor verticalidad.
La flora que podemos encontrar es el cantueso (flores lilas), el ají criollo (plantas con frutos pequeños redondos de color rojo) la encina, el olivo, el acebuche y la jara.
En lo que se refiere a la fauna y avifauna podemos encontrar principalmente el alimoche, el buitre leonado, la perdiz, la salamanquesa común, el conejo, la liebre, la culebra de herradura.. entre otros.
Es un paraje natural que impresiona por las vistas que tiene desde la cima, incluso también por el trayecto, que por cierto está perfectamente señalizado por el Ministerio del Medio Ambiente.
Os invito a que lo visitéis y realicéis la ruta con la familia. Esta bastante bien. Os dejo un par de fotos que realicé el Domingo pasado para ir "abriendo boca". (La primera foto es desde la cima realizada por mi, la segunda foto es sacada de la página web oficial de Esparragosa de Lares). Espero que os haya resultado de interés.
!Un saludo del profe!


martes, 22 de febrero de 2011

¿Cómo repartiréis el tesoro?


Aunque la llave para abrir el cofre sólo la han conseguido cinco alumn@s de primero y otros cinco de segundo de primaria, con el contenido de dicho cofre tenéis dos opciones para hacer con ello:
la primera opción es la de quedaros lo que hay dentro los cinco ganadores de la llave.
Y la segunda opción es repartir el contenido del cofre con todos los compañer@s de la clase porque creéis que también lo merecen.
A continuación os dejo con una historia que os hará reflexionar.
Mucha suerte en vuestra decisión!!

-El cofre del tesoro



Un campesino estaba haciendo un pozo en su campo.
Cuando llevaba horas cavando con su pala, encontró un cofre enterrado.
Lo sacó de allí y al abrirlo, vio lo que nunca había visto en su vida:
un fabuloso tesoro.
El cofre estaba lleno de diamantes, monedas de oro, joyas bellísimas,
collares de perlas, esmeraldas, zafiros y un sin fin de objetos
preciosos que harían las delicias de cualquier rey.

Pasado el primer momento de sorpresa, el campesino se quedó
mirando el cofre. Viendo las riquezas que contenía pensó que
era un regalo que Dios le había hecho. Pero aquello no podía
ser para él solo, era demasiado. Él era un simple campesino
que vivía feliz trabajando la tierra. Seguramente,
había habido alguna equivocación.

Muy decidido, cargó el cofre en una carretilla. Tomó el camino
que conducía a la casa donde vivía Dios para devolvérselo.
Al rato de ir por allí, encontró a una mujer llorando al
borde del camino. Sus hijos no tenían nada para comer
y los iban a echar de la casa donde vivían por no poder
pagar el alquiler. El campesino se compadeció de aquella
mujer y, pensando que a Dios no le importaría, abrió el cofre
y le dio un puñado de diamantes y monedas de oro.
Lo suficiente para solucionar el problema.

Más adelante vio un carromato parado en el camino.
El caballo que tiraba de él había muerto. El dueño estaba
desesperado. Se ganaba la vida transportando cosas de
un lugar a otro. Ahora ya no podría hacerlo. No tenía dinero
para comprar otro caballo. El campesino abrió el cofre y
le dio lo necesario para el nuevo caballo.

Al anochecer, llegó a una aldea donde un incendio había
arrasado todas las casas. Los aldeanos dormían en la calle.
El campesino pasó la noche con ellos y a la mañana siguiente,
les dejó lo suficiente para que reconstruyeran toda la aldea
de nuevo.

Y así iba recorriendo el camino aquel campesino. Siempre
se cruzaba con alguien que tenía algún problema. Fueron
tantos que, cuando ya le faltaba poco para llegar a casa
de Dios, sólo le quedaba un diamante. Era lo único que le
había quedado para devolverle a Dios. Aunque poco le duró,
porque cayó enfermo de unas fiebres y una familia le recogió
para cuidarle. En agradecimiento, les dio el diamante que le quedaba.

Cuando llegó a la casa de Dios, éste salió a recibirle.
Y, antes de que el campesino pudiera explicarle todo lo ocurrido,
Dios le dijo:

- Menos mal que has venido, amigo. Fui a tu casa para decirte
una cosa, pero no te encontré. Mira, en tu campo hay enterrado
un tesoro. Por favor, encuéntralo y repártelo entre todos los que
lo necesiten.

lunes, 7 de febrero de 2011

- Diploma Diciembre - Enero

video

- Nota:

Os dejo las fotos de cada alumn@ individualmente para que podáis descargarlas y tenerlas, no obstante aquí os dejo el vídeo también.
¡Un saludo del profe!

- Sebastián

viernes, 4 de febrero de 2011